8 consejos para una conducción eficiente

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+
En el sector del transporte se “quema” más del 60% del petróleo consumido en España. ¿Cómo ahorrar un 15% en el gasto de combustible?

Es sencillo, basta seguir estos consejos.

En el mes de junio de 2.017, el comité de expertos del Ministerio de Fomento ha actualizado los datos para el sector del transporte en España, a través del Observatorio de Costes. El gasto de combustible representa un 33% de los costes de la empresa, tomando como referencia la actividad de los vehículos articulados. Es el segundo mayor coste de la empresa, tan sólo por detrás de los gastos de personal, que representan un 37,6% de los costes totales de la organización.

Por lo tanto, toma una gran importancia realizar una correcta gestión de flotas, para controlar los costes de combustible y aumentar la competitividad de la empresa. Realizar una conducción eficiente puede ahorrar un 15% en los gastos de combustible. Las empresas deben disponer de un sistema avanzado de control de flotas por GPS, que les permita medir lo que ocurre en los vehículos, y formar a los conductores para alcanzar ese objetivo de ahorro. Es un proceso de mejora continua. La metodología a seguir se sustenta en tres fases fundamentales:

1.- Medir y adquirir datos fiables sobre la forma de conducir en los vehículos, apoyándose en un sistema de gestión de flotas adaptado a la conducción eficiente.

2.- Formar a conductores y al personal de la empresa. Incentivar a los conductores para alcanzar una mayor eficiencia en la conducción.

3.- Ahorrar costes, a través de la gestión de flotas 2.0 basada en la telemática avanzada.

Este proceso es iterativo, periódicamente hay que seguir midiendo, formando e incentivando al personal para cumplir el objetivo de ahorro de combustible.

Los principales consejos para reducir el consumo de combustible son:

1.- Emplear marchas largas para reducir las revoluciones del motor. A mayor régimen de revoluciones, mayor es el consumo, el cual se incrementa exponencialmente cuando entramos en la zona roja de funcionamiento del motor. Un motor a más revoluciones no hace que el vehículo corra más, hay que moverse en la zona de entrega de par óptimo.

2.- Utilizar la inercia del vehículo, anticiparse, evitando en todo momento aceleraciones y frenadas bruscas. El consumo de combustible se dispara, si el acelerador está por encima del 90% del margen de funcionamiento.

3.- Conducir a una velocidad uniforme, utilizando el control de crucero siempre que sea posible. Utilizar el control de crucero en llanos y bajadas, nunca en las subidas.

4.- Utilizar la primera marcha sólo para las salidas.

5.- No acelerar al arrancar el vehículo.

6.- Reducir al máximo los tiempos al ralentí.

7.- Realizar un correcto mantenimiento del vehículo. Entre ellos, comprobar periódicamente la presión de los neumáticos, niveles, etc.

8.- La utilización del aire acondicionado tiene una gran influencia en el consumo de combustible, se recomienda que la temperatura no esté por debajo de los 22ºC.

A modo de conclusiones finales, a través de la telemática y la telemetría, las empresas pueden obtener información muy precisa y extensa del tipo de conducción que realizan los chóferes. Además, estos sistemas mejoran la seguridad vial, y reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera, colaborando en la movilidad sostenible.

Es importante la formación a través de empresas consultoras, que pueden realizar el “coaching” del personal, y son expertas en analizar los datos que genera el sistema telemático de los vehículos equipados con el sistema. A través del seguimiento mensual de un consultor especializado, se analizan los datos y se corrigen los malos hábitos de los conductores.

¿Qué otro consejo añadirías a la lista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *